Fatigosa irrupción de los derechos sociales fundamentales de los trabajadores en el espacio de la Unión Europea

Manuel María Zorrilla Ruiz

Resumen


Las naciones democráticas del mundo occidental acogieron, a mediados del siglo XX, los nuevos derechos fundamentales reconocidos a los trabajadores. La emergencia de la Europa de las Comunidades se debió a predilecciones económicas que relegaron a un segundo plano los aspectos relativos a la Política Social y el Derecho Social. Tras el impulso debido al Acta Única Europea, el Tratado de la Unión Europea y el Tratado de Ámsterdam proclamaron la necesidad de una protección social adecuada. Esos derechos básicos –incorporados a la lista de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea aprobada en el Tratado de Niza– afluyeron después al Proyecto de Tratado que establecía una Constitución para Europa y que se vio frustrado por falta de ratificación. El Tratado de Lisboa atribuyó, al fin, carácter vinculante a dicho repertorio. El porvenir de los derechos estudiados depende, entre otros condicionamientos, de la coincidencia pacífica en definir el concepto de integración europea y del signo de las vicisitudes económicas en curso.

Publicación en línea: 09 diciembre 2014


Palabras clave


Derechos sociales; Política Social; protección social adecuada; recepción constitucional; porvenir

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.18543/ed-58(1)-2010pp287-308

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.